Condiciones del Espectro Autista

El autismo es una condición, es una forma diferente de estar en el mundo, de percibirlo y relacionarse.

click para leer las novedades

Hasta hace poco tiempo se hablaba de Trastornos del Espectro Autista. La idea de trastorno supone que quienes lo presentan y su entorno padecen por estas características, sin embargo, no todos los que presentan esta condición consideran que la misma les origina malestar.

La mayoría de las personas presentan un desarrollo neurológico que se denomina típico. El autismo es un desarrollo atípico, ciertas funciones neuropsicológicas trabajan de una manera diferente a la estándar.

Estas diferencias se encuentran principalmente en el modo de establecer lazos sociales y comunicarse, la sensopercepción, la cognición y los intereses restringidos.

Las condiciones del espectro autista se presentan de modo muy variable en intensidad. Dentro del espectro encontraremos a personas que presentan dificultades importantes en la comunicación y no han desarrollado el lenguaje verbal y otras que son políglotas y manejan con un alto nivel varios idiomas. Más allá de la producción verbal oral o escrita, en general se observa un uso idiosincrático del lenguaje pragmático, es decir, para la comunicación.

Niño con autismo jugando con bloques

Entonces puede haber diferencias tan sutiles con quienes presentan un desarrollo típico como que alguien del espectro hable únicamente de sus temas de interés, pero podría hacerlo en varios idiomas y por muchas horas.

Por otra parte, son frecuentes las alteraciones en la sensopercepción. La intensidad con que se perciben los diferentes estímulos puede ser excesiva, dando lugar a una hipersensibilidad, o muy baja. Así, hay niños que no toleran un pequeño vaivén por su hipersensibilidad, y otros que querrán ser hamacados con todas sus fuerzas.

Las diferencias en la sensopercepción son la causa más común de las crisis en personas con autismo. Quienes presentan hipersensibilidad pueden verse fácilmente abrumados por ruidos, texturas, colores, luces y movimiento. Al intentar procesar todos estos estímulos a la vez algunas personas necesitan bloquear una entrada sensorial, y por ejemplo se tapan los oídos, o dejan de establecer contacto visual. No obstante, puede ser que la sobrecarga sensorial de lugar a crisis de llanto o incluso autolesiones.

Niño con autismo crisis

En algunos casos una entrada sensorial se confunde con otra y algunas personas explican que ciertas texturas o sonidos les representan colores o sabores. Recordemos a Mozart quien afirmaba que no componía música, sino que pintaba cuadros ya que los sonidos eran percibidos como colores en su cabeza.

Por otra parte, hay quienes presentan un alto coeficiente intelectual, igual o superior a la media poblacional, y quienes presentan un coeficiente intelectual muy bajo. En este último caso el autismo se acompaña también de retraso madurativo o mental. Si bien podría haber retraso madurativo sin autismo y autismo sin retraso madurativo.

Las variantes son tantas, el abanico es tan amplio que lo correcto es hablar de espectro, debido a que dentro del mismo hay algunas características en común pero que se presentan en grados muy variables y con comorbilidades variables también.

Las características comunes son peculiaridades en la comunicación e interacción social y la presencia de rutinas o conductas estereotipadas e intereses restringidos.

Necesitas orientación?

Hacé click en Contáctanos para dejar una consulta, o bien, chatea con nosotros online por WhatsApp.